Monday, August 11, 2014

Conflicto en Gaza: Entrevista al Prof. Alberto Spectorowski

El Prof. Alberto Spektorowski participó en Buenos Aires de un importante panel organizado por los Amigos de la Universidad de Tel Aviv en Argentina junto con el Dr. Emilio Cárdenas.

El Prof. Spektorowski es Doctor en Ciencias Políticas de Yale University (USA), es profesor titular de Políticas Comparadas en el departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Tel Aviv y fue asesor del ministro de Relaciones Exteriores del Estado de Israel Shlom Ben Ami, durante el gobierno presidido por Ehud Barak, por lo que integró el equipo de la cancillería israelí que participó en las en las Negociaciones de Paz, en Camp David, en julio del año 2000. Ha sido profesor invitado en las universidades de Wisconsin (Madison), Notre Dame (Indiana) y Columbia (Nueva York) en los Estados Unidos y en Euskadi (Bilbao) de España a la vez que fue enviado como conferencista a diversos países de América Latina y Europa por la cancillería israelí.

Cuál considera que es el origen del actual conflicto entre el Estado de Israel y el Hamas?, ya que algunos consideran que es el secuestro de los tres chicos y otros que tiene que ver con la propia impronta del Hamas

Estoy completamente de acuerdo con la propia impronta del Hamas, que supone un diálogo de fuego con Israel que no necesariamente tiene que ser un diálogo de fuego, puede ser un diálogo entre enemigos. Puede haber acuerdos entre enemigos, es decir arreglos temporales para “patear la pelota” para el futuro. Paz con Hamas nunca habrá. Guerra con Hamas, depende de qué clase de guerra. El diálogo que se tiene hoy, con la impronta del Hamas es un diálogo de guerra. No es que se dialoga directamente puede ser a través de intermediarios, pero Israel le está mandando mensajes. Es una suerte de diálogo guerra muy inestable que explota cada cuatro, cinco, seis años. En esos cuatro, cinco o seis años no quiere decir que estemos en paz, quiere decir que hay una especie de modus vivendi en donde pequeños golpes de un lado y del otro, sin levantar demasiado el polvo, hasta que hay necesidad de pasar al raund violento.

Lo qué está pasando ahora.

La impronta dice que el round fue ahora y va a haber otro dentro de cinco, seis años, o siete años, quizás mayor, quizás no tan grande, no importa. La impronta es esa. Aparentemente ese round le sirve también al Hamas y a Israel no le sirve. A Israel no le sirve debido a la cantidad de muertos que hubo y al desprestigio que eso provoca y ese es el problema.

Por qué ahora?

El Hamas se veía obligado ahora de hacer un acto para romper su cerco. Estaba cercado, primero, en cierta forma, pero en menor grado, por Israel. Digo en menor grado, porque a pesar de que había cerco de Israel, Israel le deja entrar luz, agua, hierro y cemento con el que construyeron los túneles. Es un diálogo medio confuso, que se entiende como “sos mi enemigo pero no te voy a eliminar”. El otro cerco es el de Egipto, que considero que es una de las causas principales para que Hamas hiciera esta locura. Egipto era el que lo aprovisionaba mientras gobernaban los Hermanos Musulmanes y ahora los cercó totalmente. Además cometieron un error táctico al apoyar las rebeliones salafistas en Siria, lo que enojó a sus grandes amigos, que eran la Hezbollah y Siria. Creo que los dirigentes de Hamas se preguntaban cómo volver a ser el centro de la política regional. Por el otro está Abás a quien el diálogo con Israel no lo llevaba a nada, entonces lo que le quedaba de una forma u otra, era esto, si fue paso muy inteligente o no, se verá con el tiempo. Pero la posibilidad de un arreglo nacional palestino con un Hamas muy debilitado podría ser una opción potable.

Dentro de esa postura, Israel está beneficiando a Abbas.

Vamos a ver, si la conclusión es, como se dice en hebreo: al revés, al revés, al revés. La figura que puede quedar como oportunidad, porque es el único normal, puede ser Abbas. No me asombraría que nuevamente haya una presión internacional diciendo: ‘bueno terminemos con esta locura y vamos de vuelta a las negociaciones.

Algunos analistas consideran que Kerry se equivoca al poner un plazo en las negociaciones con los palestinos, ¿eso puede haber influenciado también?

Posiblemente también. Es decir que da la impresión que acá estaban dos “fenicios” hablando de precios, entendiéndose y viene un tercero, optimista americano, tratando de juntarlos, cuando saben que en este momento no hay un precio fijo ni posibilidad de arreglo y viene otro y les dice ‘ahora es el momento’ y fue realmente un error Estados Unidos, a quien se critica pero qué bueno es que esté, pues es bueno tener gente optimista que ve las cosas con futuro y piensa que todo problema tiene una solución.

Entonces, cuál es la solución?

Israel no puede perder tantos soldados para que este round termine, o se interprete, como una forma de empate. Israel quiere tener logros que son difíciles de definir. Uno puede decir que el logro es la destrucción de los túneles. Pero todo el mundo sabe que los túneles psicológicamente son un golpe bajo pero que no va a acabar con Israel. No son los túneles de Vietcom, que tenía atrás a la Unión Soviética y a China. Hamas está rodeado, ya no tienen de donde recibir armas, pero no hay gobierno de Israel que pueda resistir la presión pública que diga que están habiendo túneles acá abajo, en mi casa. Eso lo tiene, de alguna forma, que terminar, porque existe la pregunta de qué saben o no saben los servicios de seguridad de Israel. Lo máximo que puedo decir es que terminado todo esto va a haber una comisión investigadora.

Cómo la Comisión Agranat, después de la Guerra de Iom Kipur

Algo parecido porque acá obviamente algo falló y de groso modo porque eso de tener túneles debajo de tu casa no es una cosa sencilla, más cuando lo venían avisando. Había muchos organismos que venían avisando a Israel que tenía que invertir en tecnología de investigación de túneles y cuestiones así, y parece que no lo hicieron. El ejército de Israel está comandado por gente muy inteligente pero que hace embarradas muy seguido, en todas las épocas y ésta es una de ellas y habrá que esperar a la comisión investigadora, pero si Israel no termina esto bien, va a haber mucho descontento.

De acuerdo a las encuestas que están circulando, la población israelí apoya el accionar del gobierno en tratar de destruir lo máximo posible, lo que no ocurrió en otras oportunidades, en la Guerra de El Líbano, por ejemplo. ¿Por qué?

Hay unión nacional total. En estos momentos, yo creo, el Hamas se ganó en la opinión pública israelí el título de enemigo de lo peor: que pone a sus hijos al descubierto, que hace méritos de sus propios muertos, y que en definitiva Israel es acusada un tanto falsamente. Es decir a Israel se la puede acusar, de ser no colaborador en el proceso de negociación con la Autoridad Palestina y se puede decir que la posición israelí no da lugar a ningún arreglo, lo que es discutible. Pero con respecto a Gaza no tengo por qué repetir que Israel abandonó Gaza, no por razones humanitarias. Sharon tenía otras cosas en su cabeza, pero lo que resultó es que Israel abandona Gaza y que esta gente podría haber creado un lugar maravilloso que le hubiera servido al nacionalismo palestino también, porque se hubiera demostrado al mundo que esta gente, que era considerados unos religiosos criminales eran capaces de crear un lugar próspero. No necesitaban hacer paz con Israel, alcanzaba solamente con no agredirse y lo que hicieron fue está brutalidad. Estaban tratando de jugar el juego de siempre, el de la resistencia. La resistencia puede ser una resistencia armada o una resistencia totalmente a lo opuesta, para demostrar al mundo que sos capaz de hacer algo, que es lo que está tratando de hacer la Autoridad Palestina en Judea y Samaria, donde hace lo que puede: construir barrios, darles una buena vida, y para evitar actos de terror contra Israel. La Autoridad Palestina colabora con Israel, y al mismo tiempo dialoga con Israel o juega el partido del diálogo. El Hamas podría haber hecho lo contrario, no jugar el partido del diálogo con Israel pero al mismo tiempo utilizar el concepto de resistencia para hacer no una resistencia de guerra sino una resistencia de construcción y si ellos demostraban claramente que no tenían misiles, ni armas no había necesidad de ningún bloqueo. Israel tampoco hubiese hecho un bloqueo, simplemente enemigo enemigo, lo único que le interesa y controla es que no entren armas, lo único. Pero Hamas jugó otro partido. Se entiende, repito, este concepto tiene que quedar claro. No es que el Hamas tenía que dialogar con Israel porque Hamas no tiene lo que hablar con Israel, está bien, no hay problema, pero no hablar con Israel no equivale a que se tiene que armar contra Israel.

Y el Hezbollah?

El Hezbollah hace exactamente lo mismo que Hamas. No ataca ahora porque está muy involucrado en Siria y está esperando el momento atómico de Irán. Hezbollah va a atacar o va a estar pronto para atacar cuando Irán le diga estamos prontos, es decir que el enriquecimiento de uranio de Irán llegue a un grado en cual aunque no posea la bomba atómica, tenga el poder de crear una bomba atómica en seis meses. Como en estos momentos Irán está en una fina maniobra política con los Estados Unidos y está haciendo o trata, por lo menos, de hacer letra buena con Occidente contiene a Hezbollah. Porque lo más importante y fundamental que tienen que hacer Irán y la Jizbolah en estos momentos es estabilizar Siria. Israel en estos momentos para Hezbollah es secundario yno quiere que el Hamas lo lleve a una situación de choque, pero esto en algún momento se va a acabar, cuando se estabilice Siria y va a funcionar nuevamente la relación Hamas – Hezbollah y de esa forma, veremos qué clase de round habrá.

Por eso el gobierno israelí está tan interesado en destruir lo que tiene Hamas.

Si, básicamente el mensaje es a Hamas y a Hezbollah. Con Hezbollah es mucho más difícil, pero el esquema que quiere realizar Hamas es el mismo que hizo Hezbollah. Qué hizo Hezbollah. Se firmo que las Naciones Unidas, que la UNIFIL van a estar ahí y que Hezbollah no puede tener armas y tiene súper armas. Se firmó, hay un caso contra la Hezbollah y a la Hezbollah no le importa nada. Lo único que tiene Israel contra Hezbollah, o a favor del próximo ataque contra Hezbollah, es decir no cumplieron y decirles a los señores de las Naciones Unidas tengo un caso contra Hezbollah. Hamas y Hezbollah piensa de la misma forma con respecto a Israel, armarse y esperar el momento. Israel no puede con eso, ese es el tema. Claro, si Hamas hubiese establecido un punto medio entre la resistencia estilo Hezbollah y la búsqueda de paz de la Autoridad Palestina, me parece que hubiera sido más productivo para el Hamas, para el nacionalismo palestino en general y me parece que Israel hubiese quedado más esquinado de lo que queda ahora, con todo el mundo en contra de Israel. No sé hasta qué punto esto no va a cambiar, porque Israel siempre dijo que no tiene problemas con la apertura económica, pero no me metan armas y no me hagan túneles, ese es el asunto con el Hamas, fuera de eso está todo bien.

La política israelí había girado hacia la derecha y en la última elección volvió un poco hacia el centro, lo que llevó – últimamente – a que Liberman dijera no puedo seguir estando con Netanyahu porque perdemos votos, que se lo dan a Bennet. Todo lo que está pasando influye o va a influir.

Influye muchísimo. El mundo árabe está en una convulsión que no se sabe por dónde va a disparar, entonces si el estado sirio cae – yo no creo que caiga pero está ahí dando vueltas – si Irán se divide, si los yiadista que hasta ayer uno pensaba que la Yihia eran unos locos en Europa, y Al Qaeda. Pero ahora conquistan terreno, tienen esto, tienen lo otro, y uno se pregunta qué va a pasar con Jordania. Obviamente que si va a pasar algo con Jordania, va a pasar con Palestina. Ergo la posición que dice no entregar territorios ganó puntos. Hoy no hay discusión con la izquierda en Israel, la discusión es entre la derecha y más derecha, nada más. Hoy es así, qué puede pasar mañana, si toda está guerra fracasa, y hay convulsión en el mundo, a Estados Unidos le quitan el veto y aparece Abás como la cartita salvadora. Capaz que lo traen a Abbas al ruedo otra vez, y si surge una voz de pacificación dentro de los palestinos que pueda convencer a gente en Israel. Eso puede pasar también, si bien lo digo como algo medio utópico.

Lapid ¿se está afianzando políticamente?

Lapid representa una vertiente importantísima dentro de Israel, son los telavivim, los habitantes de Tel Aviv y sus alrededores, que quieren poca religión, y quieren buena vida. Son los que dicen queremos paz pero no que nos vapuleen. Son en lo que llamaría centro derecha. Pueden ser más centro que derecha,y a veces pueden ser centro izquierda en el sentido de que si ven que los palestinos los abrazan, entonces van y los abrazan.

No comments:

Post a Comment